Blogia
elhombredelsaco

indignación...

indignación...

Indignación. Ayer, al subir al autobús, la señora que tenía delante se entretuvo a la hora de pagarle al chófer porque no encontraba el dinero justo. Al observar que tardaba demasiado, pasé mi tarjeta para picar, cogí el papelito y me adentré lo poco que me dejaba la cantidad de gente que había en el autobús. Al dar dos pasos alguien me llama la atención, me vuelvo hacia atrás y supongo que es el conductor que me dice: '¿has picado?'. Mientras saco el billete para estampárselo en la cara, el chófer comenta con su compañero que no me había visto sacar el ticket y que me había colado. Cuando se lo enseñé no se lo terminó de creer y fue a mirar la hora del ticket para comprarbar que no le había dado uno de otro día. Una vez comprobado me lo devolvió y ni siquiera recibí ni un "disculpa", ni un "gracias", tan sólo el compañero le dijo: "es que tenías la cabeza en otra parte y no te has dado cuenta". En fin, lo que uno tiene que oir y vivir. Lástima que las respuestas y reacciones me vengan a posteriori. Quizá ahí resida parte de mi educación.

Me acuerdo cuando los billetes de autobús eran como el de la foto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

mako -

sabes?dicen que los jóvenes no tenemos educación, pero hay algunos mayores que la han debido perder por el camino...Ahora que he empezado en la America's Cup me estoy dando más cuenta de esto...Pero bueno, no es necesario que te reconozcan para saber cómo eres...;)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres