Blogia
elhombredelsaco

sabor a Fa...

Gracias a Beli puedo ir de nuevo al trabajo, más bien, puedo viajar escuchando música. Áprovechando que iba a comprarse unos cascos, le pedí que me comprase otros. El viernes los recibí y el lunes los estrené. Hacía tiempo que no utilizaba el mp3. Por vago y por despistado. La verdad es que suenan bastante bien para 4 euros que valen. Pero independientemente de la calidad, me quedo con la sensación de volver a escuchar música mientras me desplazo; algo que me encanta. No sé cómo he podido sobrevivir este tiempo. La cosa es que en mi reencuentro musical con el mp3 viví, de vuelta a casa por la tarde, uno de los mejores momentos del día. En el puente del Martín Carpena escuchando una canción que incluí la misma tarde para mi deleite personal. No creía que iba a ser para tanto, pero así fue. En fin, espero que pronto mi reproductor de mp3 sea sustituido por la radio con mp3 de un coche, aunque con el subidón no sé dónde puedo acabar. Quizá subiendo por la calle de Alcalá...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres